Césped artificial usado: ¿Es una buena opción?

El césped artificial es una alternativa muy interesante a la hora de decorar un jardín, gracias a que presenta grandes ventajas, pero es importante que valoremos las distintas posibilidades que tenemos a nuestra disposición, y entre ellas, cada vez se habla más acerca del césped artificial usado. Pero ¿es realmente una buena idea? Vamos a intentar conocer todos los pros y contras de esta alternativa.

¿Es una buena idea comprar césped artificial usado?

Instalar césped artificial, muy especialmente si queremos decorar un jardín o un espacio de grandes dimensiones, es una alternativa que por una parte nos ofrece una gran simplicidad en el mantenimiento, y por otra supone el problema de realizar una inversión inicial.

Esto hace que muchos particulares e incluso algunas empresas se planteen la alternativa de comprar césped artificial usado, también conocido como césped de segunda mano, una opción que en principio nos permitiría ahorrar una buena cantidad de dinero, pero que no es una idea tan interesante como nos pueda parecer en un primer momento.

Hay que tener en cuenta que el césped artificial se tiene que adaptar al terreno, y este es un detalle importante si queremos que quede perfecto, evitando malformaciones, previniendo su deterioro acelerado y, en definitiva, logrando el efecto deseado, que es la sensación de césped real.cesped artificial usado campos de futbol-min

Cuando se trata de césped artificial de ocasión, el problema surge porque estas piezas se han adaptado ya a un terreno determinado, lo que significa que no lograrán un correcto acomodo al nuestro, ya que tanto las fibras como la base se pueden haber deformado.

Podrán quedar zonas elevadas que den lugar a tropiezos, espacios que recibirán una tensión diferente, la inclinación de los mechones de césped variará y, de cualquier manera, la sensación nunca va a ser la de una extensión completamente firme, sino la de un parche que no va a quedar bien del todo.

También hay que tener en cuenta que el césped artificial usado ya ha sufrido un desgaste previo, por lo que no lo estamos comprando el producto al principio de su vida útil. Por eso  en poco tiempo, nos veremos en la necesidad de volver a cambiarlo.

En resumen, a la hora de instalar el césped artificial usado la mano de obra va a requerir una gran cantidad de tiempo, y también una importante inversión si contratamos a alguien para que lo coloque, por lo que, al final, optar por césped artificial de segunda mano acaba saliendo incluso más caro que optar por un césped nuevo a estrenar, siempre y cuando éste sea de buena calidad.

Las ventajas del césped artificial nuevo frente al césped artificial de segunda mano

Desde una perspectiva general, vamos a analizar las principales ventajas de optar por comprar césped nuevo frente a la alternativa de comprar césped artificial usado:

  • El césped nuevo se va a adaptar perfectamente a las características del terreno donde se coloque.
  • Se trata de césped a estrenar, por lo que disfrutaremos de él desde el principio de su vida útil, lo que significa que tenemos muchos años por delante para amortizar el tiempo, esfuerzo y dinero que nos haya costado la instalación.
  • Si optamos por un césped artificial de calidad, su durabilidad y resistencia a las inclemencias del tiempo y al uso será muy elevada, con lo cual, aunque cueste un poco más al principio, durará muchos más años y lo hará en condiciones mucho mejores.
  • Tendremos la total seguridad de que no tiene imperfecciones a lo largo de toda su extensión.
  • Podremos ir recortando las piezas en función de las dimensiones reales, evitando así tener que estar colocando parches por todas partes.
  • El sistema que utilicemos para su fijación o adhesión al suelo será mucho más eficiente, garantizando que permanezca intacto durante muchos años.
  • La sensación a la vista siempre va a ser mucho más realista que si optamos por un césped artificial segunda mano, logrando el efecto de césped natural que tanto buscamos.
  • Si el césped artificial de ocasión ha permanecido durante mucho tiempo almacenado y no se ha realizado el enrollado de forma adecuada, habrán quedado malformaciones en su extensión, con lo cual, al extenderlo, se observarán calvas y nunca se volverá a conseguir que las fibras de césped tengan una inclinación adecuada.
  • Un césped artificial nuevo es un césped limpio, sin bacterias y sin restos de un uso anterior, por lo que es más higiénico.
  • Cuando se trata de césped artificial viejo, es posible que se haya fabricado con materiales y técnicas que ya no se emplean. En la actualidad, empresas como Eurocesped utilizan las últimas tecnologías, garantizando que el producto final cumpla con las más altas exigencias de la Comunidad Europea, tanto en su calidad como en su resistencia frente al fuego, drenaje, acumulación de bacterias, etc.

El césped artificial usado es una opción a la que recurren algunos particulares en la actualidad, pero lo cierto es que al final lo barato sale caro, de manera que estamos gastando dinero en un producto que puede estar deteriorado y que, además, pronto habrá que volver a cambiar. Por eso, merece la pena que te regales césped artificial totalmente nuevo, con el que conseguirás que tu jardín esté en perfectas condiciones durante muchísimos años. ¿Conoces los tipos de césped artificial? Elige el mejor.

¿Necesitas más información?

Muestras gratuitas

Estamos cerca de ti

Descubre nuestros productos

Jardines y terrazas

Piscinas

Mascotas

Áreas públicas

Eventos

Interiorismo

Parques infantiles

Fútbol

Pádel / Tenis

Golf

Eurocesped Cesped Artificial

Te informamos de todas nuestras novedades

Dirección de correo electrónico:

Responsable: E-DEA INNOVACIÓN, S.L.
Finalidad: Gestionar la suscripción al boletín de noticias.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional en el siguiente enlace
 

Podrás darte de baja en cualquier momento.